jueves, 28 de julio de 2011

Carta al amor de mi vida, su nombre es "amor"

Recuerdos que flotan por el aire, agujas de amor que intoxican mi corazón, me fuí levemente hacia tus labios y de allí no había marcha atrás, ya tus organos me rodeaban de figuras de terciopelo que gritaban caricias, mis ganas de escribir se iban al borde del horizonte, hoy sólo quiero leer tu mirada, sentir tus manos rodeándome con besos tan suaves como la miel, hoy ya no me importa el futuro, mi presente lo quiero a tu lado, tu sonrisa me lleva a otra dimensión en tus brazos, el hecho de poder tenerte, no es un hecho si no hay una justificación.

Sentir tu cuerpo sobre el mío, que tus labios abracen cada rastro de mi alma, que pueda actuar sin pensar en consecuencias, que pueda besar sin pensar en mis pertenencias. Pero tú me perteneces, perteneces a mi mundo que está inundado de ilusiones y errores. Errores que no cometeré a tu lado, errores que se quedaron en el pasado, errores que me enseñaste a valorar, si vas a ser mi error, ¡pues que así sea! Los erorres no sólo nos traen enseñanzas, también nos besan y nos desean buena suerte para la próxima aventura. Quiero cometer errores contigo, quiero disculpas miles de veces, quiero reconciliaciones llenas de abrazos, quiero un mundo nuevo, quiero que tú seas mi mundo, quiero llenarte de "buenos días" cada amanecer, quiero vivir la magia de las estrellas contigo.

Quiero permanecer aferrada a nuestro amor, quiero que me llenes de sonrisas consecutivas. Vivir cada pensamiento pensando en este deseo, deseos que desearé hasta que sean cumplidos, porque mi deseo está en tus labios, carnosos y esperando mis besos, mi deseo está en el reflejo que encuentro en tu mirada, mi deseo está en la felicidad, porque la felicidad eres tú.

¡Ay Amor! Me estás ahogando con estos caprichos, amor, tú no eres un sentimiento, eres más que eso, tú me haz encontrado en lo más bajo de mi dignidad, tú, amor, que me haz traido hombres mediante la lluvia, y me haz traido ilusiones que me llevan a ti. Ay amor. Tú que nunca me abandonas, así mi pareja esté fallando, tú serás el amor de mi vida, tú por ser un sentimiento me robaras tantas caricias. Enamórame, tocame, soy tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada