martes, 19 de julio de 2011

Desapareciendo.

Ella se encontraba en su habitación, en el fondo de su cama, con las manos en el rostro, estaba llorando, sollozando, repetía el nombre de él. Estaba deseando que la vida la llevara a otro lugar, ella no quería estar allí, ella quería que un amor la rescatara, y le diera un beso.
Todo se funde en ese beso, todo arde en esos labios sin límites. Besos de esos que paralizan su corazón, besos que profundizan en las aguas subterráneas de su pequeña alma.

Ella quería vivir, quería desear y sentirse deseada, quería abrazar y ser abrazada, estaba cansada de las falsas teorías del amor, quería algo real, quería algo más que una simple "aventura" Quería vivir la realidad enfrentándose al mundo, pero no quería hacerlo sola.

Necesitaba esa inspiración, necesitaba a ese hombre, ese hombre que no conocía, ese hombre que rodeaba sus pensamientos con largas caricias, ese hombre que debía aparecer allí, listo para amarla, pero ella estaba dispuesta a volver a amar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada