martes, 31 de mayo de 2011

¿Te provoca?



En la noche de mi día anterior, decidí escribir ésto.

Una rosa marchitada
un día gris
una sonrisa triste
tu cara infelíz.

Lágrimas llenas de pasión
abarcan mi habitación
quiero tener tu atención
no me des decepción.

Quiero volar a lo lejos
sin llantos ni despecho
quiero tocar el reloj
las agujas de este motor.

Deseo volar al espacio
sin excusas ni relajos
deseo tus besos de acción
por favor, no me des más dolor.


Cansada estoy de tus excusas, el dolor me abunda, las rosas no me hacen efecto, ya ni las veo tan cerca de mí, me deprime ver tu rostro en una fotografía y saber que jamás podré tenerlo de la manera en que deseo. ¿Que si te tengo? Claro, pero tú no me tienes a mi, aunque soy toda tuya tu no deseas mi cuerpo como yo quiero que lo desees, no sirve de nada un amor que no es mutuo, ¿de qué nos sirve amarnos si jamás llevaremos nuestra relación a algo más que un simple "te amo" que ya no suena con amor? Quiero llenarte de besos, quiero que tu alma sea más mía que tuya, deseo robarte cada pedazo de corazón porque quiero poseerlo totalmente, no quiero que quede rastro de gusto para nadie más que yo, quiero que estés aquí y que nadie te lo impida, quiero seriedad, no tu cara llena de dudas, quiero la verdad, vuelve aquí, ¿qué hago sin ti? ¿acaso ésto es una broma? ¿acaso debo largarme y decirte adiós como si dijera un simple "hola? ¿o debo esperarte aunque duela? Dudas, son aquellas que deberían pasar por mi mente, fallé alguna vez pero tú no te das cuenta de que el pasado hay que pisotearlo, porque un mejor futuro vendrá, llegará un momento en el que yo no estaré, ¿qué harás TÚ sin mis caricias y mi paciencia? ¿sin mi amor e inocencia? Soy la única capaz de esperarte con tantas ansias, hambre de tí y tantos sueños por vivir juntos. ¿esperas que te siga esperando? Pues te quedaras dudando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada