jueves, 8 de septiembre de 2011

Amor que grita el eco del silencio de tu rostro envuelto en llamas de disculpas -El Regreso.

Hoy has regresado, volviste para no irte, volviste para amar, volviste porque era tu turno, volviste olvidando que mis sentimientos por ti aún tenían vida.

Oportunidades exiges, yo sólo se amar, tú rozas mi mirada con un toque de seducción y yo muero por besos, elaborados de pasión y dolor.

Pasión que recorre mis venas como el canto del alma recorre tus labios. Como algunas vez escuche tantos te amo falsos ya logro reconocerlos a cada uno por esa mascara invisible, pero tú eres real, eres más que magia, eres más que una fantasía, eres aquello que siempre está presente y nunca logra huír de los encantos de mi amor, de los encantos que tú has creado.

Besos que vuelan al viento cada vez que te deseo, caricias vivas, caricias deseadas, caricias prohibidas. Amor que grita el eco del silencio de tu rostro envuelto en llamas de disculpas. Poesías que abarcan mi creatividad soñadora.

Tocaste fondo, tocaste el espíritu, tocaste las ansias, tocaste mis ganas de seguir con vida, tocaste la sinceridad y la valentía, tocaste mi corazón que arde por ti. Tocaste hasta el fondo de las palabras aún no escritas. Tocaste lo que solíamos ser. Tocaste el futuro. Tocaste las aves naufragantes de tu memoria. Recuerdos nuestros que viven ti, hoy los he descubierto, los he admirado, los he tocado paso por paso, letra por letra. Sentimiento por sentimiento, así he ido desvistiendo los miedos que hoy llenan tu ser.

No te vayas, sigue vivo, vive cada minuto en mis árboles voladores, vive cada hora sin mirar el reloj de tu vida, que irá aprendiendo a verte, cerca, andante, vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada